Arquitectura Anti Smog

El último proyecto del arquitecto Vincent Callebaut combina galerías públicas y espacios de reunión sobre los canales y vías de ferrocarril abandonadas en un barrio de París. El prototipo utiliza tecnologías ecológicas, pero es algo más que un ejemplo de diseño sostenible. El proyecto es un Centro de Innovación en el Desarrollo Sostenible, un catalizador para un aire más limpio.

El proyecto se centra en la “Solar Drop”, una estructura elíptica alzada sobre las vías del tren sin utilizar. El exterior está equipado con 250 metros cuadrados de paneles solares fotovoltaicos y recubiertos de dióxido de titanio (TiO2). El sistema fotovoltaico produce en energía para las instalaciones eléctricas, mientras que el recubrimiento de TiO2 trabaja con la radiación ultravioleta para interactuar con las partículas del aire, descomponiendo materia orgánica y reduciendo los contaminantes del aire.

Callebaut describe el proceso como una intención de “absorber y reciclar por efecto fotocatalizador la nube de gases nocivos (contaminación ambiental) del intenso tráfico cerca de París.” El edificio alberga espacios públicos, un patio central, una laguna natural, un lugar en el que Callebaut contempla que tendrá lugar la enseñanza de oportunidades sobre la ecología urbana y energías renovables. La Solar Drop también cosecha agua de lluvia desde el espacio verde en el techo para su uso en el interior del edificio.

La “Wind Tower “, el segundo componente del proyecto Anti Smog, posee una forma de espiral helicoidal en el aire y una fachada que alterna entre la vegetación y turbinas eólicas de eje vertical para capturar los vientos urbanos predominantes. Las rampas conducen a los visitantes a través del espacio del museo y desembocan en una azotea jardín con vistas de París.

El proyecto anti smog ofrece un espacio urbano innovador comprometido y alimentado por energía renovable, generando un impacto positivo sobre el medio ambiente urbano circundante.

Vía inhabitat.com

Comparte