‘Casa de Colores’ gana un premio de diseño interior verde

Una casa diseñada con materiales ecológicos y reciclados prueba que no es necesario un espacio más grande para vivir cómodo.

'Casa de Colores' gana un premio de diseño interior verde

 

Australia ha tenido un año difícil en cuanto al clima. Los diseñadores se pusieron creativos con estrategias sustentables, para crear espacios cómodos que puedan ahorrar energía. Un ejemplo de ello es la casa de colores que creó Ande Bunbury, hecha de materiales reciclados sin perder el estilo y con gran cantidad de espacios abiertos que le permiten ser ecológicamente eficiente.

 

 

Esta casa incluso ganó un premio de diseño interior verde este año, por contar con las siguientes características.

 

  • Es una casa chica cuyo diseño hace que los espacios se aprovechen de la mejor manera para hacerlos cómodos.
  • De esta manera no es necesaria una construcción más grande reduciendo la huella ecológica.
  • Tiene una especie de terraza pensada para ser un dormitorio que es especialmente cómodo en noches calurosas.
  • Las escaleras que llevan a ella son una especie de chimenea para sacar el aire caliente de la casa; durante el día, las escaleras sirven como una zona para secar la ropa al natural, por la ubicación de las ventanas y la forma en que entra la luz del sol.
  • El diseño de las habitaciones está pensado para iluminar la casa de norte a sur, pero que cree sombras para los días calurosos.
  • La pared de ladrillos mantiene la temperatura cálida durante el invierno y la ventilación cruzada mantiene fresca la casa en verano.
  • La cocina es un punto especial. Llama la atención sus gabinetes coloridos al estilo de Mondrian que jamás imaginarías que son de segunda mano.
  • Los materiales y acabados fueron seleccionados de acuerdo a su durabilidad, baja toxicidad y de proveedores locales.
  • La construcción utilizó materiales ecológicos que redujeron emisiones de carbono en un 35%.
  • El techo tiene 15 paneles solares que suministran energía eléctrica a la casa y la iluminación artificial consta de LED, sólo en los espacios necesarios para reducir el consumo de energía.
  • La casa resiste inundaciones o sequías según el caso. Tiene un sistema de riego que capta agua de lluvia y en el jardín trasero tiene su propio huerto al igual que la terraza.

 

 

Vía: veoverde.com

Comparte