Científicos mexicanos crean dispositivo para obtener energía de las olas

Las olas tienen un potencial energético que no ha sido muy explorado en el mundo y que podría ser muy competitivo frente a otras fuentes.

Científicos mexicanos crean dispositivo para obtener energía de las olas

El oleaje del mar es una fuerza muy poderosa capaz de destruir lo que se le ponga enfrente pero que igual puede ser aprovechada en la generación de energía. Científicos mexicanos han creado un dispositivo con la finalidad de aprovechar esta energía undimotriz, nombre que recibe la energía de las olas y que se diferencia de la energía mareomotriz, que es la que se obtiene aprovechando las mareas.

 

La energía undimotriz es una fuente renovable que puede ser más eficiente que otros tipos como la eólica ya que el oleaje es más constante en países como México. El Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE) pondrá a prueba este dispositivo en la costa oeste de la península de Baja California.

 

Por ahora, las pruebas se hacen con un dispositivo a escala de laboratorio que se evaluará en el canal de olas de la Facultad de Ciencias Marinas de la Universidad Autónoma de Baja California. Hasta ahora los resultados han salido de acuerdo a lo que se tenía planeado.

 

Los científicos esperan que una vez que las pruebas sean concluyentes en los experimentos de laboratorio, puedan inscribir el proyecto para obtener apoyo del CONACyT y la Secretaría de Energía para financiar un modelo a escala real.

 

El dispositivo consta de 3 módulos flotantes unidos rígidamente. Las tres partes se anclan al fondo del mar por cables, con el movimiento del dispositivo flotante, se mueven al menos tres poleas, una en cada flotador. Al moverse las poleas generan energía que posteriormente se convertirá en electricidad.

 

La ola por sí misma contiene energía, son ondas que la propagan y dispersan. Contienen una dinámica y presión intrínsecas que oscila entre muchas otras propiedades que hacen posible obtener energía de ellas, así que probablemente haya muchas otras formas de capturarla pero por ahora no es un campo que se haya explorado.

 

 

Vía: veoverde.com

Comparte