Conmemora UNAM año internacional de la energía sostenible para todos

La Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó al 2012 como Año Internacional de la Energía Sostenible para Todos. Al respecto, la UNAM desarrollará un programa académico, científico y cultural, encaminado a promover y aprovechar el uso de los servicios energéticos renovables, que incentivan la productividad, la salud y la educación, y permiten un desarrollo sustentable de los individuos y del planeta.

El programa, que iniciará mañana, se extenderá hasta mayo de 2013; incluirá talleres, conferencias, seminarios, concursos, conciertos, mesas redondas, visitas guiadas a los museos universitarios, unidades multidisciplinarias, y al Centro de Investigación en Energía (CIE) en Temixco, Morelos, entidad donde se hace investigación respectiva.

También, se editará una serie de libros de divulgación para niños, así como las memorias de las actividades de este encuentro. Habrá diversas actividades lúdicas al aire libre, en las Islas de CU y en el Zócalo capitalino. Además, se estudia la posibilidad de iluminar por la noche una vía importante con energía humana, es decir, con el uso de bicicletas estáticas, que al ser pedaleadas, generarán iluminación sostenible.

Se pretende difundir tecnologías existentes o hechas en la UNAM, basadas en fuentes renovables, disponibles para todos.

Al respecto, Claudio Estrada Gasca, director del CIE, explicó que esta iniciativa responde a los objetivos de los Grandes Retos del Milenio, relativos a la erradicación de la pobreza; uno de ellos es el desarrollo sustentable del planeta. No obstante, actualmente sólo una tercera parte de la población mundial tiene acceso a la energía moderna, electricidad y combustibles.

Para alcanzar un desarrollo sostenible e integral, es necesario que el resto no sólo pueda hacer uso de esa energía, sino que también acceda a aquella que se obtiene de fuentes naturales, como eólica, geotérmica, hidroeléctrica, solar y biomasa.

La electricidad es una de las grandes revoluciones del ser humano, y una fuente energética nos brinda calidad de vida. La economía mundial se mueve fundamentalmente por hidrocarburos; 80 por ciento de la energía primaria proviene de estos recursos contaminantes, que contribuyen al efecto invernadero y, por el contrario, se desaprovechan las fuentes naturales para generar electricidad, refirió.

En tanto, Alipio Calles Martínez, académico de la Facultad de Ciencias (FC), y designado por el Consejo Técnico de la Investigación Científica como coordinador del programa de actividades, opinó que es una obligación de la Universidad y del país “entrarle al tema del uso de las energías sustentables, y sensibilizar a la sociedad en torno a sus beneficios para una mejor calidad de vida”.

En países como el nuestro, en vías de desarrollo, la energía no está al alcance de toda la población, “esto es algo que tenemos que reconocer, y la UNAM pondrá su granito de arena para hacer notar esa desigualdad, y que las autoridades correspondientes la incluyan en las políticas gubernamentales”.

Asimismo, reconoció que el gobierno federal cuenta con una política alrededor de este campo. No obstante, ese esfuerzo es insuficiente. “Se requiere uno mayor, no sólo por parte de las autoridades federales, sino también de científicos y tecnólogos”.

Finalmente, expuso que un territorio sin energía eléctrica está condenado a ser pobre, a no desarrollarse económicamente. “Debemos promover su uso eficiente y sustentable”.

Vía milenio.com

Comparte