De residuos orgánicos a concreto

La propuesta busca aprovechar al máximo los residuos orgánicos y transformarlos en arena para fabricar concreto, banquetas y adoquines ecológicos.

De residuos orgánicos a asfalto

En México se producen 102 mil toneladas de basura al día. En esta impactante cifra se considera todos los desechos que simplemente se van al bote, sin un adecuado proceso de separación y tratado. Pero, ¿qué pasaría si aprovechamos al máximo este desperdicio?, ¿qué podemos hacer con lo orgánico, por ejemplo? ¡Concreto, banquetas y adoquines!

La idea cruzó por la mente del ingeniero José Luis Loaiza Yáñez, quien rescató técnicas implementadas en Argentina, Estados Unidos y España para desarrollar el proyecto. Más que copiarla, Loaiza busca mejorar el proceso para garantizar que el concreto sea de calidad y que no contenga agentes patógenos, ni peligro de contaminación.

“Vamos a procesar todo este material con aire caliente y rayos ultravioleta para llevarlo a un nivel donde todos los patógenos, virus, hongos y esporas que hacen daño al ser humano se mueran […] Vamos a utilizar un sistema para inyectarle aire caliente arriba de los 80 grados centígrados por un determinado tiempo y nos vamos a asegurar de que no lleven ningún patógeno y de que no pueda contaminar, a pesar de que quede a la intemperie.”

El proceso comienza con el rescate de residuos orgánicos, antes de llegar a relleno sanitario. Todo se seca y se convierte en una especie de arena, para después ser mezclado con cemento, grava y más arena. Como resultado, tenemos concreto de calidad y la reutilización de algo que — según nosotros — ya no nos servía.

Para que este tipo de medidas sean realmente una solución, debemos generar una cultura de separado y reciclaje. ¿De que sirven tantas ideas e innovaciones si no separamos la materia prima? Nos queda de tarea.

 

Vía: veoverde.com

Comparte