ECOVATIVE: ‘plástico’ biodegradable a base de hongos

La problemática ambiental que genera el plástico no sólo está vinculada a su disposición final: comienza en el momento de su elaboración. Este producto está hecho a base de petróleo, un recurso no renovable cuya extracción ha generado más de un dramático derrame contaminante. Es por ello que para hacer a este material sostenible, la solución no sólo radicaría en su reciclaje, también requeriría la disminución de su producción, reemplazándolo por materiales de menor impacto.

ecovative, plástico, biodegradable, a base de, hongos

Teniendo en cuenta los impactos negativos que tiene el excesivo uso de plástico en la sociedad moderna (entre ellos, la contaminación del océano), en los últimos años se han presentado alternativas de reutilización y reciclaje de este material con el objetivo de reducir las drásticas cantidades que terminan en los rellenos sanitarios (entre un 25 y un 30 por ciento del total de los desechos).

Con la convicción de que esto es posible, los estadounideses Eben Bayer y Gavin McIntyre crearon Ecovative, una empresa que desarrolla materiales cien por ciento renovables hechos a base de subproductos agrícolas. Se trata de diseños que por lo general pueden emplearse para el empaque de productos, sustituyendo la utilización del plástico.

ecovative, plástico, biodegradable, a base de, hongos

Además de realizar productos de empaque, Ecovative utiliza esta misma tecnología para desarrollar materiales de construcción, como paneles aislantes y azulejos acústicos; e incluso piezas para el mercado automotor, como aislantes que reemplazan a las espumas tradicionales.

Bayer y McIntyre, profesionales de ingeniería mecánica y diseño, comenzaron con este proyecto hace unos seis años, cuando desarrollaron un compuesto basado en el micelio, red de filamentos vegetativos de los hongos que al mezclarse con subproductos agrícolas (residuos de algodón, cáscaras de arroz, trigo, avena y otros vegetales) producen una matriz compacta.

Como indican sus creadores, una vez realizada la mezcla se deposita en moldes para que tome la forma deseada. Cuando adquiere estructura y rigidez, se extrae y se calienta, para obtener el material definitivo. Su elaboración puede demorar un plazo máximo de cinco días y como resultado se consigue un producto resistente al fuego y al agua.

ecovative, plástico, biodegradable, a base de, hongos

La particularidad de este compuesto es que en lugar de fabricarse se cultiva, y una vez que termina su vida útil puede unirse a otros elementos de la naturaleza para biodegradarse.

Gracias a todas estas aplicaciones, el desarrollo a gran escala de este compuesto podría significar una alternativa para la sustitución del plástico, al menos en algunos de sus usos. “Queremos sustituir el plástico en todos aquellos productos en los que no tiene sentido su uso, desde ordenadores a televisores (…) No entendemos cómo se puede fabricar material a base de benceno, que dura hasta diez mil años, para usarlo en un embalaje y tirarlo. Es insostenible”, sintetiza Bayer.

 

Vía: descubreelverde.tudiscovery.com

Comparte