Edificios inteligentes

Los sistemas de automatización de edificios, más difundidos en el mercado por la sigla BMS (por Building Management System), cumplen un rol fundamental en los edificios sustentables tanto en el logro de un ambiente seguro y confortable para sus ocupantes como en la realización de estrategias activas para lograr una mayor eficiencia energética.

El corporativo Prado Sur posee un sistema de monitoreo y control energético. El sistema BMS programa el alumbrado del edificio en base a un horario definido.

 

Por ejemplo, el uso de agendas, donde el edificio tiene un horario de funcionamiento y todos los sistemas se adaptan a ese horario, prendiendo y apagando las luces y el sistema de aire acondicionado. Si a esto le sumamos sensores de presencia, el edificio no se comporta de la misma manera con un 30% de ocupación que con un 80%, y el BMS apaga las luces y el aire acondicionado, o bien lo configura para una temperatura de mantenimiento y no de confort en aquellos lugares vacíos.

El ahorro también es posible debido a los avances en los sistemas de iluminación (lámparas de led y los balastos dimerizables con lámparas de bajo consumo). El uso de ventilaciones de cocheras basado en la medición de monóxido de carbono, utilizando los ventiladores sólo en caso necesario. La ventilación nocturna de un edificio aprovechando la disminución de la temperatura en horas de la noche, hasta el simple aviso de que un filtro está sucio (utilizando un presostato) son algunas de las estrategias que el BMS permite realizar y monitorear.

De esta forma, el BMS se convierte  en el “cerebro” del edificio desde donde se comandan y supervisan todos los sistemas que lo componen y donde el operador -desde una PC, una tablet o un celular- puede recibir estados y alarmas de todos los sistemas y verificar así que funcionen con las prestaciones para las que fueron diseñados.

 

Vía lanacion.com.ar

Comparte