El Museo Kunsthaus Graz genera su propia energía

A pesar de su fuerte imagen exterior, su impacto ambiental es muy bajo, ya que su forma orgánica se compone de 1,288 paneles fotovoltaicos de acrílico semi-transparente, que producen la energía necesaria para su funcionamiento.

El Museo Kunsthaus Graz genera su propia energía

La ciudad austriaca de Graz tiene su propio museo de arte ultramoderno. Diseñado por Sir Peter Cook y Colin Fournier, el Museo Kunsthaus Graz –conocido por los lugareños como el “alien amigable”- es un hito arquitectónico en el centro de la ciudad que sirve como puente entre lo histórico y lo moderno.

La estructura de 27,000 m2 con forma de burbuja contiene arte contemporáneo, diseño, cine, fotografía y otras formas de comunicación visual. Ubicado en la orilla oeste del río Mur, en el centro histórico, el Museo de Arte de Graz abrió sus puertas en el año 2003.

El Museo Kunsthaus Graz genera su propia energía

Construido como parte de las celebraciones de la ciudad al ser nombrada capital europea de la cultura, el edificio se convirtió rápidamente en un símbolo de la ciudad.

El Museo Kunsthaus Graz genera su propia energía

Su fachada curva es llamada “BIX Façade” (una combinación entre las palabras “big” –grande- y “píxeles”) y fue diseñado en específico por la empresa de diseño realities. Esta pantalla urbana de gran tamaño cuenta con fuentes de luz bajo su piel, que están controladas por computador.

El Museo Kunsthaus Graz genera su propia energía

De esta manera la piel exterior acristalada toma un papel mediador importante con el exterior, además de generar energía a través de las unidades fotovoltaicas integradas.

El Museo Kunsthaus Graz genera su propia energía

 

Vía: plataformaarquitectura.cl

Comparte