El nuevo arte urbano se vuelve verde

Varios colectivos a lo largo y ancho del mundo se han dado cuenta que la sociedad urbana debe ser la primera en concienciarse sobre los pésimos hábitos medioambientales que tenemos, y por eso reivindican mediante sus obras artísticas la necesidad de cambiar y ver con otros ojos el planeta en el que todos vivimos.

El nuevo arte urbano se vuelve verde

Éste es el caso de un colectivo neoyorkino denominado Mosstika, que agrupa a artistas callejeros que hacen una llamada al hombre actual para que vuelva a la naturaleza. Edina Tokodi es la fundadora de esta nueva generación de creadores que intentan romper las normas urbanas, inventando instalaciones de arte público. Jugando con el vidrio, el acero, la piedra y el pavimento, construyen un paisaje diferente en las paredes de los edificios o en el metro; una atmósfera que contrasta, e invita a la interacción con quien lo contempla. Pueden ser tocados, olidos, respirados; involucrando a todos los sentidos en esta llamada a la acción.

El nuevo arte urbano se vuelve verde

Imposible quedarse mirando sin preguntarse un “¿por qué?”. Apetece acariciar las obras y reflexionar sobre su significado. Son símbolos de la libertad en la naturaleza. Y nosotros encerrados en nuestro espacio humano sin darnos cuenta que existe otra realidad muy diferente que requiere de nuestra ayuda para poder sobrevivir.

El nuevo arte urbano se vuelve verde

Este fantástico retrato ha sido realizado y tratado, como si fuese una ventana de la que va emergiendo y naciendo una nueva vida, un nuevo ser con nuevas ideas y proyectos, representado por las propias plantas que van buscando un hueco y la luz para poder salir liberadas.

El nuevo arte urbano se vuelve verde

Hay mucha más vida, más allá de las cuatro paredes de nuestras casas. Sólo podemos recomendar ponerse en marcha para proteger el medio ambiente. Nosotros también podemos cambiar algo, aunque sea poco, habrá valido el esfuerzo. Como dijo Albert Einstein, ese genial científico despistado: “ La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa”.

El nuevo arte urbano se vuelve verde

 

Vía: concienciaeco.com

Comparte