El parque más grande del mundo está tomando forma en la Ciudad de México

En la Ciudad de México, algo grande está tomando forma: un parque urbano que abarca 14.388 hectáreas (alrededor de 35,000 acres) conocido como el Parque Ecológico Lago de Texcoco (PELT).

Para poner esto en perspectiva, es un área de alrededor de 41 veces el tamaño de Central Park de Nueva York, y alrededor de 34 veces el tamaño del Golden Gate Park en San Francisco. Cuando la obra esté terminada será el mayor parque urbano del mundo.

 

Completamente apropiados para un proyecto de este tamaño, los planes son grandes. No sólo está previsto para este parque áreas reforestadas para practicar senderismo y ciclismo, humedales restaurados y lagos para deportes acuáticos, áreas para picnics familiares y los campos de fútbol, los planes para el PELT incluyen el uso de energías renovables en sus instalaciones, jardines comunales, instalaciones de tratamiento de aguas residuales y un centro de investigación para el estudio de los humedales.

El proyecto, en consecuencia, ha reunido los talentos de un ejército virtual de ingenieros, científicos, ingenieros, biólogos, químicos, ecólogos, arquitectos, urbanistas, paisajistas y políticos, encabezados por el conocido arquitecto paisajista mexicano Iñaki Echeverría , quien fue el encargado de diseñar el parque. Echeverría fue presentado con una oportunidad única con este proyecto, ya que el parque ocupará la cuenca de un antiguo lago (el lago de Texcoco) que se secó cuando la Ciudad de México creció, pero aún así no resultó habitable, debido a la deficiente infraestructura y las inundaciones anuales en la zona.

Al restaurar la mayor parte de “la zona más abandonada de la ciudad de México” a su estado anterior como un lago / humedales, la ciudad no sólo creará un montón de oportunidades de recreación al aire libre gratuitas para sus familias, además enfrentará algunas cuestiones clave referentes al agua que atormentan mucho a la zona . Eso es porque este parque gigante centrado en uno de los puntos más bajos de la ciudad ayudará a regular toda la Zona Metropolitana de la Ciudad de México durante las tormentas extremas, el tratamiento de las aguas pluviales de a través de los humedales naturales, y aumentar la recarga de mantos acuíferos mediante el uso de pozos de reinyección en el las zonas Federales.

 

 

El objetivo, en definitiva, es recuperar el sitio como la pieza verde más importante de la infraestructura en el Valle de México. El Parque Ecológico Lago de Texcoco está destinado a convertirse en un símbolo tangible de la forma en que México en su conjunto puede llegar a ser una parte integral de los procesos naturales y la ayuda en el buen funcionamiento del paisaje.

Puede parecer irónico que un proyecto diseñado para restaurar una zona a un estado más natural requiera una construcción importante, pero es importante recordar que este paisaje ya ha sido objeto de cientos de años de la alteración de su estado natural anterior. PELT fue diseñado para no volver a la zona a un ecosistema virgen – que no parece posible, teniendo en cuenta el hecho de que está rodeada por una ciudad de más de 20 millones de personas -, sino para crear un área natural grande dentro de la ciudad que ayude a equilibrar las infraestructuras asociadas a todas aquellas personas sin interferir con las necesidades del propio paisaje.

El transporte dentro del parque se centrará en carriles para bicicletas y senderos, con una sola familia de vehículos restringida al centro del parque; la energía eólica, energía solar, biocombustibles (algas y residuos) y de los combustibles térmicos (residuos) están bajo consideración.

 

Vía sustainablecitiescollective.com

Imágenes vía PELT

Comparte