Girasole House, una casa giratoria

El edificio, que se encuentra en barrio Crace en Canberra (Australia), utiliza un método de construcción parecido al de las casas móviles, montadas sobre un remolque, solo que en esta ocasión la plataforma es circular y se ha fabricado expresamente para la ocasión, utilizando perfiles de acero y 28 apoyos móviles (ruedas), 22 de ellos en el perímetro y los otros 6 en una circunferencia próxima al centro. Cada rueda puede soportar una carga de 2,5 toneladas. El movimiento (lento y silencioso) se consigue con dos motores situados en puntos opuestos, y a un coste energético similar al de una vieja bombilla incandescente de 100 vatios.

Girasole House, una casa giratoria

El giro de la vivienda está controlado por un software, cuya interfaz se puede manejar desde una tablet, con la posibilidad de configurarlo en modo automático o manual. Si queremos colocarla en una orientación determinada, la respuesta es relativamente rápida, ya que puede realizar un giro completo en menos de 10 minutos.

Hay que aclarar que el sistema de giro de la Girasole House no se ideó para beneficiar a sus placas solares, sino para que la cimentación giratoria hiciera que la vivienda se comportara de una manera bastante eficiente, ya que podemos exprimir al máximo su comportamiento pasivo, lo que se traduce en un ahorro para sus ocupantes. El beneficio es aun mayor que el de una casa pasiva convencional, pues se puede tener una configuración para el invierno, orientando la parte acristalada hacia el norte (recordemos que estamos en el hemisferio sur), y otra adaptada para el verano.

 

 

Otras características sostenibles de la Casa Girasol

Todo el programa de la vivienda se desarrolla en una planta, de tal manera que la zona de vida ocupa el lado opuesto al de los cuatro dormitorios, situando en una posición central los cuartos húmedos. Por razones obvias, el garaje está ubicado en una construcción anexa (fija). Además de beneficiarse del giro para ser más eficiente, este edificio también dispone de ciertas cualidades verdes que pasamos a citar:

  • Recogida y almacenamiento del agua de lluvia en un gran aljibe situado bajo el garaje, siendo posible abastecer completamente a toda la casa (jardín incluido), o limitar su uso a ciertas áreas (aseo, lavadero, jardín, etc).
  • La instalación solar tiene capacidad para abastecer la casa de electricidad y agua caliente durante todo el año. Sobre la cubierta del garaje están colocados los paneles fotovoltaicos (10.5kW).
  • Grandes niveles de aislamiento (de 10cm de espesor) en todas sus envolventes.
  • Ventilación cruzada excelente, tanto natural como forzada, en función de la temperatura. Las ventanas superiores de la sala de estar se pueden abrir para ayudar que el aire caliente salga en la época estival.
  • Iluminación de tecnología LED y electrodomésticos de alta eficiencia energética.
  • Revestimiento weathertex en la fachada curva, fabricado con residuos de madera y cera natural.

Girasole House, una casa giratoria

 

 

Algunas consideraciones técnicas

Aquí lo complicado no solo es conseguir que un edificio gire, también debemos tener en cuenta que esta singular característica plantea otros retos bastante inquietantes: ¿qué ocurre con las instalaciones? La Casa Girasol está conectada a los servicios públicos de agua, alcantarillado, electricidad, etc, lo que implica que en cada una de esas instalaciones debe haber un punto de conexión con las acometidas que sea compatible con el giro de la estructura. Dichas uniones están alojadas en el centro de la casa. Eso sí, para que todo esto sea factible, la casa no puede sobrepasar el giro máximo de 359 grados. Justo debajo de esa posición debe estar también la arqueta de saneamiento que recoge las aguas residuales.

 

Vía: blog.is-arquitectura.es

Comparte