Jardín vertical en Aeropuerto de Canadá

El aeropuerto de Edmonton,  Canadá, instaló en una de las paredes de su terminal principal el jardín vertical más grande que hasta ahora se ha construido dentro de una terminal aérea.

El jardín vertical, como todos los de su tipo, además de decorar el espacio como la obra de arte vivo que es, posee varias ventajas: ayuda a limpiar la atmósfera al añadir oxígeno y elimina el dióxido de carbono, junto con otros contaminantes del ambiente; regula la temperatura ya que crea un clima fresco en verano y cálido en invierno; provee de humedad al ambiente y disminuye el uso de energía eléctrica porque hace innecesario (o casi) el uso de climatización artificial; aisla del ruido y hasta ayuda a reducir el estrés porque es agradable a la vista enverdecer el entorno.

Pero no conformes con eso, el jardín tiene un diseño propio, lo que lo convierte en un ‘lienzo botánico’ (que además conforme crezca se hará más tridimensional aún), donde el cuadro se divide en tres partes, en la parte central se representa una imagen de cierto tipo de nubes llamadas ‘cirros’, que son alargadas, curveadas y se forman en grandes alturas; las paredes laterales tienen los diseños de pinturas abstractas de dos artistas canadienses.

Este bello jardín vertical es hidropónico, fue construido con materiales reciclados y está formado por 8.000 plantas de 80 especies diferentes, con las que se dio color, forma y textura a esta obra de arte, distribuidas en una pared de 1.420 metros cuadrados.

Vía murovegetal.wordpress.com

Comparte