La eficiencia energética debe pasar al siguiente nivel

El papel de la eficiencia energética ha cobrado mayor relevancia para la mitigación  de  emisiones de efecto invernadero. En este sentido, la creación de normas y programas que promueven un aprovechamiento sustentable de la energía se ha intensificado a nivel mundial. México no es la excepción.

Se ha generado una serie de programas derivados de las políticas públicas, como el de sustitución de focos y electrodomésticos, programas de diversas Normas Oficiales Mexicanas de eficiencia energética, y por parte de la Industria, el desarrollo de Normas Mexicanas para productos y servicios que contribuyen a la reducción del consumo de energía en la edificación.

El impulso para el desarrollo de nuevas tecnologías va acompañado por los programas y políticas públicas que incentivan el uso de las mismas, en donde es necesario adecuar los estándares acorde a las tecnologías de la construcción y al establecimiento de líneas base de desempeño de las tecnologías, de acuerdo a los hábitos de consumo, confort y  uso de equipamiento.

Es por esto que el Gobierno Mexicano ha promovido el uso eficiente de la energía y la preservación de los recursos energéticos, a través de la emisión y actualización de diversas Normas Oficiales Mexicanas de Eficiencia Energética. Algunos ejemplos se enuncian en el siguiente cuadro:

Normas de Eficiencia Energética destacadas en la Administración 2006-2012
(Publicadas y en progreso)

  •     Iluminación (NOM-028)
  •     Eficiencia energética en edificaciones residenciales y no residenciales (NOM-008 y NOM-020)
  •     Calentadores de agua (NOM-003)
  •     Equipos de refrigeradores (NOM-015)
  •     Rendimiento de combustible de vehículos pesados nuevos, límites y métodos de prueba (AntePROY NOM-027)
  •     Norma conjunta SEMARNAT-SENER Emisiones de CO2 en términos de rendimiento de combustible Vehículos Ligeros y Medianos (AntePROY NOM-026)
  •     Norma para LEDs iluminación General (PROY NOM-030).
  •     Norma LEDs Exteriores y áreas públicas (AntePROY NOM-031).
  •     Eficiencia térmica de estufas de uso doméstico (AntePROY NOM-025).
  •     Equipos de acondicionamiento de aire.
  •     Eficiencia energética para sistemas de alumbrado en vialidades y áreas exteriores públicas (NOM-013).
  •     Eficiencia energética y requisitos de seguridad de lámparas fluorescentes compactas autobalastradas (NOM-017).
  •     Eficiencia energética de lavadoras de ropa electrodomésticas (NOM-005).

(Fuente: SENER, Balance Nacional de Energía 2010.)

Por el tamaño de la población y de los centros urbanos del país, las oportunidades de mejora en la eficiencia energética de edificaciones son significativas. En el caso de las edificaciones nuevas es importante desarrollar, adecuar y aplicar normas y estándares que fomenten un mayor aprovechamiento de la energía, por lo que también es necesario establecer incentivos apropiados para mejorar el aislamiento térmico y hacer más eficientes los equipos de alto consumo, entre otras tecnologías.

Dado el impacto en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero a partir del consumo energético en las edificaciones, se deberá llevar a cabo diversas acciones para promover la eficiencia energética, entre las que destacan las siguientes:

  1. La implementación o fortalecimiento de los códigos de construcción existentes, para que los estándares de eficiencia en inmuebles nuevos sean más altos.
  2. El desarrollo de productos y tecnologías certificados basados en estándares que permitan promover la eficiencia energética.
  3. La generación de incentivos, tanto por el lado de la oferta, como de la demanda, para la construcción de edificios que tengan un nivel mínimo de consumo de energía.
  4. La promoción de ahorro energético en aires acondicionados y sistemas de calefacción a través del aislamiento térmico, así como la instalación de ventanas eficientes en todo tipo de inmuebles, ya sean existentes o de nueva edificación.
  5. El establecimiento de una serie de indicadores de eficiencia para inmuebles y la generación de esquemas que permitan al consumidor poseer mayor información para tomar mejores decisiones al momento de comprar o rentar un inmueble.

La nota completa en Obras Web

Comparte