La Librería Pública de New York en Battery Park City obtiene certificación LEED de Oro

El edificio donde se aloja la New York Public Library, en Battery Park, es la biblioteca pública más respetuosa del medio ambiente de Nueva York. Desde 1999, Battery Park City ha impuesto rigurosas directrices de diseño ambiental, que incluyen como mínimo  la certificación LEED Oro para todos los nuevos desarrollos.

Como parte de una comunidad con un compromiso con el diseño sostenible, la biblioteca pretende utilizar su condición de institución pública responsable con el medio ambiente en el barrio para hacer valer aún más la importancia de estos objetivos. Terminado en 2010, el proyecto acaba de recibir la certificación LEED Gold por su utilización de numerosas estrategias de diseño sostenible.

©Michael Moran/ottoarchive

Diseñado por el despacho 1100 Architect y con la consultoría de sustentabilidad y el diseño de alumbrado energéticamente eficiente de Atelier Ten, el proyecto cumple con las necesidades de una comunidad nueva y de rápido crecimiento en el centro de Manhattan. La sucursal de la biblioteca de 10,500 pies cuadrados está situada en la base de un edificio residencial de gran altura llamado Riverside, que estaba todavía en fase de desarrollo cuando inició el diseño de la biblioteca. El equipo de diseño fue capaz de convencer a los desarrolladores de modificar la fachada de modo que los dos primeros pisos de la esquina noreste quedara rodeada por vidrio, lo cual maximiza la cantidad de luz que entra y permite ver hacia dentro y fuera.

©Michael Moran/ottoarchive

El sistema de iluminación combina la necesidad de un espacio luminoso y funcional y una solución energéticamente eficiente. Todos los espacios están iluminados con luz natural directa, reforzada por un sistema de acristalamiento que incluye un control de deslumbramiento, donde la luz diurna que entra puede ser atenuada. Todos los accesorios tienen bajo consumo de energía y la iluminación utiliza luces LED. Otras características incluyen sensores de presencia en los espacios de uso menos frecuente como baños y oficinas.

La potencia consumida por la biblioteca es medida y compensada por la energía generada en ubicaciones remotas utilizando fuentes sostenibles. Los ventanales tienen cristales de alto rendimiento térmico para proporcionar una menor pérdida de calor, menos fugas de aire, un espacio más cálido y superficies que mejoran la comodidad y reducen al mínimo la condensación. La calefacción y refrigeración se controlan cuidadosamente a través de sensores conectados a los distintos sistemas de calefacción de alta eficiencia y refrigeración. Los sensores ayudan a monitorear las fluctuaciones en la temperatura y ajustar el flujo de aire en consecuencia.

©Michael Moran/ottoarchive

El proyecto minimiza el uso de agua potable mediante la instalación de grifos con control electrónico de flujo bajo en todos los baños. El agua gris es tratada en el lugar a través de un sistema de filtración por lo que puede ser utilizada en aplicaciones tales como riego y mantenimiento del exterior.

Las alfombras están fabricadas con neumáticos reutilizados de camiones; los suelos  fueron construidos con aserrín de madera descartada por los fabricantes de marcos de ventanas, y el uso de acero reciclado en las estanterías, puertas, marcos de puertas, y los miembros estructurales fue parte de un esfuerzo para tomar muy en cuenta el ciclo de vida de todos los materiales utilizados. Un protocolo de gestión de residuos de la construcción se puso en marcha para desviar los materiales de desecho de los vertederos y canalizarlos a plantas de reprocesamiento y reciclaje.

©Michael Moran/ottoarchive

La sostenibilidad va más allá de la gestión en la construcción y su mantenimiento. Limpieza Verde tiene como objetivo mantener la biblioteca limpia sin dañar el medio ambiente a través del uso de productos especiales de limpieza de origen natural, el uso eficaz de los equipos de limpieza, y el uso de productos hechos de materiales reciclado. Situado cerca de la entrada principal se encuentra la pantalla NYPL Educación Verde. Esta pantalla interactiva permite a los visitantes a aprender más acerca de los aspectos ambientalmente sostenibles del diseño.

 

Vía archinect.com

Comparte