La madera: un material sustentable

La madera es un magnífico material para su utilización en construcción. Su uso, además de colaborar de manera sostenible, es muy versátil, pudiendose realizar desde estructuras hasta elementos de interiorismo y decoración.

Las principales ventajas que nos aporta este material, son las siguientes:

– Es natural.

– Es ecológico y renovable ya que haciendo un uso responsable y un aprovechamiento sostenible, ayuda al aumento de los bosques.

– La mejor forma de hacer crecer nuestros bosques es aprovecharlos racionalmente. La industria forestal europea reconoce que su futuro está estrechamente ligado a la protección y el crecimiento de sus bosques. Esto, junto con una legislación exigente, asegura un aprovechamiento forestal sostenible.

– Durante su periodo de crecimiento, los bosques fijan en su interior gran cantidad de CO2, uno de los gases que provocan el “efecto invernadero” sobre la Tierra. Pero, son los bosques jóvenes, es decir, los que están en crecimiento, los que fijan más carbono. Los bosques adultos, aquellos que casi han alcanzado su máximo crecimiento, fijan cantidades muy pequeñas de carbono. Por tanto, es necesario realizar un aprovechamiento sostenible de los bosques que ya han alcanzado su máximo crecimiento, favoreciendo su regeneración y crecimiento.

– Su transformación requiere un mínimo consumo energético.

– Sus deshechos son biodegradables ya que es un material orgánico.

– Es reciclable.

– Tiene unas excelentes propiedades como aislante térmico, colaborando al ahorro energético y a la eficiencia energética.

 

Artículo original

Comparte