“Moss Carpet”: alfombra de musgo para el baño

Dicen que caminar sin zapatos sobre la hierba es bueno para la circulación. Para quienes no cuentan con el tiempo suficiente para ir al parque más cercano o al jardín, existe una solución: la alfombra de musgo Moss Carpet. Si los pies no van al musgo, que el musgo venga a los pies.

“Moss Carpet”: alfombra de musgo para el baño

Qué es la alfombra Moss Carpet

Esta alfombra es creación de la diseñadora Nguyen La Chanh y consiste en un jardín en miniatura que crece en condiciones muy húmedas y según hemos leído en Yanko Design mejora la circulación sanguínea gracias al contacto con el musgo. Cada celda incluye un pedazo de musgo diferente: musgo pelota, musgo de isla y musgo de los bosques.

Es como tener al mismísimo paraíso en tu propio baño y a tus pies. Y además de tener un mini prado en casa nos podemos beneficiar de un terapéutico masaje podal que nos sirve para eliminar tensiones y energía estática de la jornada diaria.

Las pelotitas que lo componen están hechas de musgo natural y éste no se descompone pues está sembrado sobre plastazote, una especie de piedra que no genera moho.

“Moss Carpet”: alfombra de musgo para el baño

No es necesario regar la alfombra pues la humedad del baño lo mantiene fresco y vivo. Es por eso que lo recomendable es ubicar la alfombra en el baño y no en otra estancia de la casa.

La idea suena saludable e higiénica, pero creo que yo no me acostumbraría a pisar musgo al salir de la ducha. Es decir, lo que yo busco es un tapete limpio y seco y, aunque el musgo no se descomponga, me quedaría con la impresión de que tengo que lavarme los pies de nuevo.

Además, su aspecto como objeto de decoración no me convence. Sin embargo, estoy segura de que para muchos este invento puede resultar atractivo.

 

Vía: okdecoracion.com

Comparte