Pabellón flotante auto-sustentable en Rijnhaven, Rotterdam

En un esfuerzo para hacer frente a los desafíos del cambio climático y la elevación del nivel del mar, la ciudad de Rotterdam ha empezado a construir algunas estructuras flotantes auto-sustentables.

© Eric Offereins

El primer proyecto piloto es un catalizador para el cambio climático -a modo de prueba- que se compone de tres domos conectados entre sí y anclados en el puerto antiguo de la ciudad holandesa. El pabellón de usos múltiples fue diseñado por los arquitectos DeltaSync y Publicdomain Architects y es un ejemplo de arquitectura innovadora, sostenible y a prueba del clima.

Con el objetivo de ser la capital mundial de la reducción del CO2 mediante la reducción del 50% de sus emisiones de carbono, Rotterdam tiene ambiciosos planes para adaptarse al nivel del mar.

© Eric Offereins

La idea es construir una comunidad de casas flotantes y este pabellón es su primer prototipo, que en la actualidad se utiliza para exposiciones y eventos. El pabellón cumple con la creciente demanda de refugios resistentes al cambio climático, lo más flexible y autosuficiente posibles.

Las “burbujas” se encargaron a un equipo de diseño en colaboración entre los arquitectos locales de DeltaSync y Publicdomain. Construido por Dura Vermeer los domos flotantes tiene 3.7 metros de altura y la superficie total es del tamaño de cuatro canchas de tenis.

© Eric Offereins

El refugio translúcido funciona energéticamente a través de la energía solar y se construye de plástico anticorrosivo ETFE, que es 100 veces más ligero que el vidrio y por lo tanto ideal para una estructura que debe flotar.

Vía plataformaarquitectura.cl

Comparte