Rascacielos verde en Singapur

Situado en el centro de Singapur, este hotel y oficinas para negocios de alto nivel es un proyecto de paisaje del Hong Lim Park, diseñado por WOHA. Demuestra la forma en que fueron capaces de no sólo conservar la vegetación en un edificio de altura en el centro de la ciudad, sino también cómo lo multiplican verticalmente de una manera que es arquitectónicamente impactante, integrado y sostenible. 

El sitio se encuentra en un cruce entre el CDB y los barrios coloridos de Chinatown y Clark Quay, y se enfrenta a Hong Lim Park. Un podio contorneado responde a la escala de la calle, inspirándose en las formaciones del paisaje. Estos contornos son elementos prefabricados de hormigón de radios modulares, permitiendo al complejo apoyarse en la sumatoria de estas partes.

Sobre el terreno los contornos crean plazas al aire libre y jardines que desembocan a la perfección en los interiores. El verde del parque es visualmente ampliado hasta en el edificio en forma de valles sembrados, barrancos y cascadas. El paisaje esconde, además, aberturas hacia el aparcamiento subterráneo. El podio más alto es una carcasa con una exuberante terraza ajardinada, instalaciones recreativas, con piscinas que abren una vista panorámica de la ciudad. Casas de pájaros colgadas sobre las aguas añaden interés y deleite.

Los edificios de gran altura albergan las habitaciones de hotel y oficinas que están dispuestas en una configuración de patio abierto por un lado, rompen la masa y maximizan los puntos de vista y la penetración de luz natural al interior del edificio. De cristales azules y verdes recuerdan el agua del cercano río Singapur. Los patios tienen jardines voladores cada cuatro pisos, que aportan una exuberante vegetación directamente a las habitaciones y continúa el paisaje hasta la altura total del edificio. Pasillos, vestíbulos y baños comunes están diseñados como espacios ajardinados con piedras, siembra y agua que crean un ambiente atractivo con luz natural y aire fresco. Altos aleros trabajan en conjunto con el frondoso follaje como pantalla de estos espacios de la intemperie y la luz solar directa.

Un total de 15.000 m2 de skygardens, espejos de agua, cascadas, terrazas y muros verdes se han diseñado. El doble del área del sitio o su equivalente a la huella del adyacente Parque Hong Lim. Una gran variedad de especies que van desde árboles de sombra, altas palmeras, plantas con flores, arbustos y enredaderas de hojas colgantes se unen para crear un exuberante jardín tropical que atrae no sólo a las personas, sino también a los insectos y las aves, ampliando las áreas verdes de Hong Lim Park y fomentando la biodiversidad en la ciudad.

Estos paisajes están diseñados para ser autosuficientes y dependen mínimamente de recursos. El agua de lluvia recogida de los pisos superiores riega las macetas en los pisos inferiores por la gravedad y complementada con agua no potable reciclada. Matrices de células fotovoltaicas en el techo le darán poder a los sistemas de redes e iluminación.

 

Vía: plataformaarquitectura.cl

Comparte