Robot que “come” hormigón borra edificios sin generar residuos

Este robot inteligente tiene la opción de cambiar entre los modos de pulverización y deconstrucción, separando el hormigón paso a paso. Esto permite recuperar los materiales de construcción para ser reutilizados como elementos prefabricados mediante la utilización de un chorro de agua que rompe la superficie, separando el material del polvo y otros residuos.

Robot que “come” hormigón borra edificios sin generar residuos

La demolición es un negocio poco agradable, no sólo por requerir de maquinaria pesada y producir nubes de polvo, sino también porque genera una gran cantidad de escombros. Omer Haciomeroglu, estudiante en el Instituto de Diseño Umeå de Suecia, ha diseñado ERO, un robot que recicla el concreto de forma energéticamente eficiente y la separa de barras de refuerzo y otros desechos en el lugar. El proyecto ganó el 2013 Internacional Design Excellence Award (IDEA) en la categoría diseños de estudiantes.

Robot que “come” hormigón borra edificios sin generar residuos

Las máquinas pesadas utilizadas en la demolición consumen grandes cantidades de energía con el fin de convertir muros de hormigón en trozos pequeños, proceso que va acompañado de grandes cantidades de agua rociadas sobre las estructuras para evitar la dispersión de polvo. Una vez que el trabajo está hecho, los escombros se transportan a las estaciones de reciclaje en las que los residuos se separan manualmente. Trituradoras de potencia se utilizan para pulverizar el hormigón y el metal se funde para su reutilización.

Robot que “come” hormigón borra edificios sin generar residuos

ERO Concrete Recycling Robot permite desmontar de manera eficiente las estructuras de hormigón sin residuos, polvo o separación adicional; está estratégicamente ubicado en un edificio con el fin de explorar el contexto y determinar la forma óptima en que debe ejecutarse la operación.

Robot que “come” hormigón borra edificios sin generar residuos

Después de la deconstrucción, la succión y la separación del cemento, el robot ERO recicla el agua para ser usado nuevamente en el sistema. El concreto limpio se envasa y se etiqueta para ser enviado a las estaciones de elementos prefabricados para su reutilización, mientras que las barras de refuerzo se limpian y se cortan, listas para ser reutilizadas en otro proyecto.

 

Vía: plataformaarquitectura.cl

Comparte