Se completa en Hamburgo el primer edificio del mundo alimentado energéticamente por algas

Bautizado como BIQ House, el proyecto recientemente inaugurado se compone de una fachada de algas bio-adaptativas, que servirá como banco de pruebas para la producción de energía sostenible para las zonas urbanas a través de edificios autosuficientes.  

Se completa en Hamburgo el primer edificio del mundo alimentado energéticamente por algas

© Arup

El edificio -desarrollado por la empresa de diseño internacional Arup, en conjunto con SSC Strategic Science Consultants y Splitterwerk Architects-, fue inaugurado en el marco de la Exposición Internacional de la Construcción de Hamburgo (IBA).

El pronóstico de Arup dice que los edificios se transformarán enormemente en los próximos cincuenta años, en base a nuevas tecnologías de mantención, granjas de gran altura y pintura fotovoltaica, todas las cuales ya se encuentran en desarrollo. Pero ante todo, Arup prevé una tendencia al diseño de edificios que responden y se adaptan a las condiciones que los rodean.

“El edificio urbano del futuro fomenta esta cualidad innata, esencialmente funciona como un organismo vivo, reaccionando al medio ambiente local y relacionándose con los usuarios”, afirma Arup. La Casa BIQ es el primer paso importante en favor de esta visión.

Se completa en Hamburgo el primer edificio del mundo alimentado energéticamente por algas

© Arup

Con 200 m2 de foto-biorreactores integrados, esta construcción pasiva genera energía de biomasa y calor como fuentes de energía renovables. Al mismo tiempo, el sistema integra funcionalidades adicionales, como el sombreado dinámico, el aislamiento térmico y la reducción del ruido, poniendo en relieve el potencial de esta tecnología.

Las microalgas utilizadas en las fachadas se cultivan en biorreactores de vidrio que miden 2.5 x 0.7 metros. En total, 129 biorreactores han sido instalados en las fachadas sur-este y sur-oeste del edificio de cuatro pisos. El corazón del sistema es un centro de gestión de energía totalmente automatizado, donde se cosecha el calor solar térmico y las algas en un bucle cerrado que se almacena y utiliza para generar agua caliente.

Se completa en Hamburgo el primer edificio del mundo alimentado energéticamente por algas

© Arup

El innovador sistema de fachada es el resultado de tres años de investigación y desarrollo por Colt Internacional en base a un concepto de bio-reactores desarrollado por SSC Ltd y el trabajo de diseño dirigido por Arup. El apoyo financiero fue recibido gracias a la iniciativa del gobierno alemán y su investigación “ZukunftBau”.

 

Por José Tomás Franco

Vía plataformaarquitectura.cl

Comparte