Una casa de cuento de hadas

De la ficción a la realidad sólo hay un paso. Una casa sacada de un cuento de hadas, al más puro estilo hobbit, ha sido construida en Gales (Reino Unido) por un valor de tan sólo 4,700 USD.

Una casa de cuento de hadas

El constructor, Simon Dale, no es arquitecto, ni mucho menos ingeniero, sino un fotógrafo, que interesado en la ecología recicló materiales locales como piedra, madera y paja y con ellos se dio a la tarea de levantar su propia vivienda, a la que además adaptó un panel solar para suplir las necesidades del suministro eléctrico. La casa —funcional y práctica cerca de la naturaleza— tiene un jardín en el techo que, además de elemento decorativo, funciona como aislante contra el frío y el calor.

Una casa de cuento de hadas

La vivienda ha sido cimentada en el bosque, en las laderas de una colina, con piedra y barro para el sostenimiento de los muros de contención y ha incorporado en su estructura piezas de roble cogidas en las zonas cercanas.

Una casa de cuento de hadas

En lo relacionado al cableado interno, Dale aprovechó todos los desechos de otras personas encontrados en cualquier contenedor de basura y con ellos desplegó sus propias instalaciones.

Una casa de cuento de hadas

“Vivir la vida a tu manera, como lo deseas, es gratificante. Hacer lo que soñamos es lo que nos mantiene espiritualmente vivos, por el cuidado del medio ambiente lo cual nos da la oportunidad única de vivir muy cerca de la naturaleza “, ha manifestado el fotógrafo constructor.

Una casa de cuento de hadas

Debido al éxito que ha tenido su casa de cuento de hadas, ahora se ha metido de lleno con un proyecto más amplio y de mayor envergadura. Simon Dale y su familia lideran un programa de vivienda denominado proyecto Lammas, que viene a ser como una especie de ‘aldea ecológica’ con bajo impacto medioambiental.

Ya ha construido tres casas y trabaja con otras nueve familias —cada una poseedora de una extensión de dos hectáreas y media— en la fabricación de nuevas viviendas más.

 

Vía: lavanguardia.com

Comparte