Vivienda sustentable en México

Comúnmente se asocia al desarrollo con crecimiento. Sin embargo este concepto es erróneo al menos en el tema urbano pues a nivel mundial los daños ocasionados al medio ambiente por el crecimiento desmedido de las ciudades son evidentes.

Es por ello, que en México y en muchos países, el tema de la sustentabilidad ambiental cobra un interés importante en el tema de la vivienda.

“El término sustentabilidad ambiental, se refiere a la administración eficiente y racional de los recursos naturales, de tal manera que sea posible mejorar el bienestar de la población actual sin comprometer la calidad de vida de las generaciones futuras” (Plan Nacional de Desarrollo México 2007-2012).

Para Jorge López de Obeso, arquitecto, maestro en Vivienda y Urbanismo por la Architectural Association y director de la empresa Energía y Arquitectura (EA), “lo primero que debe observarse en una vivienda sustentable es su ubicación, porque uno de los mayores impactos que tiene la vivienda a nivel ambiental es la energía que gastan los usuarios en acceder a ella”.

Es decir, es importante tomar en cuenta el gasto en gasolina, en transporte público y en energía humana donde los trayectos de traslado en ocasiones son muy largos y el “usuario pierde horas que pueden ser utilizadas para descansar o trabajar”.

Por lo que las zonas preferentes son aquellas en las que se encuentran disponibles y cerca todos los servicios como escuelas, hospitales, centro comerciales, entre otros.

“Además para los gobiernos es mucho más conveniente que las viviendas estén en centros urbanos ya desarrollados porque no tienen que invertir en recursos en infraestructura para viviendas en zonas donde no la hay. La ventaja de nuestras ciudades mexicanas es que son ciudades con una densidad moderada que tienen todavía un enorme potencial de crecimiento no sólo vertical, sino dentro de la ciudad”, afirma López de Obeso.

Asimismo, a finales de marzo dentro del XXVI Encuentro Nacional de Vivienda que se llevó a cabo en la Ciudad de México, Flavio Torres, presidente nacional de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (Canadevi), mencionó que “los éxitos que hemos logrado nos obligan a transitar hacia un nuevo modelo de vivienda que privilegie la calidad de vida de las familias mexicanas y el crecimiento del valor patrimonial de sus viviendas”. Para lograrlo, han reorientado el modelo de vivienda del país que conduzca a que las ciudades sean competitivas y sustentables, y garantizar el acceso a una hipoteca para todos los mexicanos.

Actualmente, el INFONAVIT promueve las viviendas sustentables que incorporan ciertas características enfocadas a lo ambiental, a lo social y a lo económico.

Los 10 principios del crecimiento urbano inteligente:

1.- Combinación de usos del suelo.

2.- Incentivar diseños de edificación compacta.

3.- Ampliar la gama de oportunidades y alternativas de vivienda.

4.- Crear comunidades peatonales.

5.- Desarrollar comunidades atractivas y distintivas que provoquen un sentido de pertenencia.

6.- Preservar espacios abiertos, de belleza natural, agrícolas y áreas ambientalmente críticas.

7.- Fortalecer y dirigir el desarrollo urbano hacia comunidades existentes

8.- Proveer una variedad de opciones de transportación.

9.- Decisiones sobre desarrollos del suelo predecibles, justos y benéficos en cuanto a costos.

10.- Propiciar la colaboración de la comunidad y otros grupos interesados en la toma de decisiones sobre el desarrollo del suelo.

Artículo original

Comparte